lunes, 21 de noviembre de 2022

 escuché que debo construir un yo poético

del que, al parecer, carecía

o, al menos, eso creía yo

...mi yo poético es cursi, exigente

sabe bien que, como poco tengo que decír de mí

de él entonces tengo que decirlo todo

¿Sabías que a veces tiene una gran melena del color de las castañas?

así, al modo de las damas del cine giallo italiano; giallo

pero no sólo eso: mi yo poético odia trabajar de contable -no trabaja, de hecho-

y odia a los funcionarios

en general, no aguanta a los políticos

-en general no; nunca-

 mi yo poético desprecia los endecasílabos y las rimas y los pantalones chinos

y tiene otra peculiaridad: y es que pronuncia fuerte, sonora y silabeante la "y"

así como si fuera argentino, o uruguayo

es extraño, es yo.

viernes, 18 de noviembre de 2022

 quiero tomar el té en una taza de porcelana

quiero asomarme por la ventana y ver el campo

quiero tener más libros, ¡el doble!

colocados perfectamente en estanterías de madera

sí, de madera

quiero un jersey de lana, suave y esponjoso

quiero una larga cabellera, gris a poder ser

quiero que nuestra casa huela a galletas

de canela

y moras en una cesta de mimbre ¡bien llena!

tengo moras y pelo gris y canela y lana y madera y libros y té y campo y porcelana

pero todo desordenado, al revés

lo tengo todo; debo ser feliz

 la mesa de la esquina 

del café

estaba hoy ocupada y no sabía dónde sentarme

porque desde las otras mesas, aún vacías,

no se ve lo mismo que desde la mesa de la esquina

¡no! la gente se veía de perfil raro

por el escaparate, la calle se ve de plano

plano extraño

y hasta el café sabe diferente

cuando te sienteas en otra mesa

que no sea la mesa de la esquina

Pero la tragedia es que en otros sitios

no te veo bien a ti

así que aquí estoy, dudando,

si esperar a que quede libre

la mesa de la esquina

o bien conformarme y empezar el dia

con mal pie

jueves, 17 de noviembre de 2022

 cuando se cansa uno de todo

cuando cansa todo a uno

cuando se cansa

busco entonces explicaciones fuera

son los demás, es el tiempo, las vitaminas o el gobierno

son los demás, lo de afuera

pero el cansancio está dentro

el agotamiento

y entonces una voz ¡qué coños! un pensamiento

anima, inspira, recuerda, abate, insinúa

que lo simple es sereno

* * *

hoy recomencé un comienzo

nada de sabidurías pregrabadas

tan sólo música, y sueños

una pluma, de escribir, con tinta

en la mano

y, tras ella, un pensamiento