miércoles, 29 de junio de 2022

Adevertencia y responsabilidad


El Sanguinomicon comienza con una advertencia y una "descarga de responsabilidad", que merece la pena comentar. Decir que este tipo de documentos son habituales en la literatura americana y libros de Autoayuda. No creo que este pueda ser catalogado así, pero es prudente el texto. La traducción es mía personal:

Los libros del Sanguinomicon están escritos para individuos serios que desean desbloquear su propio potencial oculto. Los rituales y Misterios de estas páginas requieren que el Buscador esté sano de mente y cuerpo. Si usted sufre de trastornos mentales, como el trastorno bipolar o la esquizofrenia, o de dolencias físicas graves, como enfermedades del corazón, epilepsia u otras enfermedades crónicas, por favor, por su propia seguridad, absténgase de explorar los Misterios Strigoi Vii. Los autores, el Sínodo y el editor no se responsabilizan del mal uso del material contenido. Tampoco aprueban ni avalan el comportamiento sexual no deseado ni las actividades ilegales o delictivas de ningún tipo.

Comentarios:

El autor habla de "los libros del Sanguinomicon" en plural. Ello se debe a que la obra está integrada por tres libros y varios apéndices. El autor recoge una clásica tradición en la que, en vez de llamar capítulos a las partes integrantes, las llama "libros", cuestión que ya hiciera previamente, entre otros, Allan Kardec, con su Libro de los Espíritus, o la propia Biblia, que no deja de ser un compendio de muchos libros.

El libro fue publicado, por primera vez, en 2010, en San Francisco, y, de esa misma fecha consta el copyright a favor de Father Sebastiaan. Por favor, si va a realizar un estudio de esta obra, adquiera una copia auténtica en alguna librería, bien física, bien online.

Comentar que el autor ha ido sacando sucesivas actualizaciones. Recomiendo, especialmente, "Black Veils: Master Vampyre", disponible en Amazon.

Es buen momento para informar de que, personalmente, no me llevo ninguna comisión ni este blog tiene ánimo de lucro alguno. Mi objetivo es únicamente traducir párrafos del Sanguinomicon, que me parecen interesantes, y realizar un comentario personal.

Sobre el autor (Father Sebastiaan):

Según la Wikipedia, Father Sebastiaan es un "diseñador de colmillos" (vampíricos) americano, autor y empresario Es un antiguo asistente dental que trabaja elaborando colmillos a medida para los consumidores. Es el fundador del Sabretooth Clan, un negocio de fabricación de colmillos y una red social para la subcultura vampírica, y ha trabajado como autor y coautor de varios libros sobre el ocultismo y la subcultura vampírica.

Van Houten nació en San Diego, California, en el seno de una familia militar y pasó gran parte de sus primeros años viajando. Más tarde asistió a un internado cuáquero y, a los catorce años, descubrió la subcultura gótica a través de las novelas de Anne Rice y, posteriormente, de La Mascarada. 

Van Houten también fue aprendiz de asistente dental y empezó a participar activamente en clubes vampíricos de la ciudad de Nueva York en la década de 1990. Es un promotor de clubes y creó el New York Vampire Ball en 1996 y el Endless Night Festival de Nueva Orleans en 1998, uno de los "mayores encuentros de vampiros del mundo". Es conocido por haber escrito  "Velos Negros", basados en el código de conducta de una noche de club que dirigía, titulada "Long Black Veil".



Vampiros y vampyros


 De entrada, vamos a realizar una aclaración. Father Sebastiaan, quien recoge la tradición de la Orden de los Strigoii Vii diferencia entre "vampire" (con "i" latina) y "vampyre" (con "y" griega). Nosotros mantendremos esa distinción a lo largo de este blog, aún conscientes de que, en el idioma castellano, y dada la escasa literatura existente, se considera incorrecto decir "vampyro", que es el neologismo que voy a utilizar para respetar la tradición anglosajona.

Para los profanos en el tema, voy a aclarar esta cuestión. En los "coven" vampíricos de corte anglosajón, se conoce como "vampiros" a los seres de ficción que han sido desarrollados tanto en la literatura gótica, como en el cine o en las series de TV y con las características que todos tenemos en mente: seres no-muertos, que se han quedado en la materia por diferentes causas, que se alimentan de sangre, que pueden ser más o menos caballerescos o aristocráticos, luchadores y con algunos poderes tanto físicos como sobrenaturales más. Además pueden engendrar nuevos vampiros por medio de una mordedura e intercambio de sangre. Aquí ya comienzan las múltiples variantes que, a partir de la obra de Bram Stoker, los diferentes guionistas han ido incorporando en sus seres de ficción.

Por el contrario, por "vampyre" se entiende un ser real (tú y yo podemos ser vampyros) ¿Y en qué se caracterizan? Debo decir que aquí se abre un amplio abanico de posibilidades, según el Coven, la Casa o la Familia de que se trate, por lo que voy a dar mi opinión (que, como tal, es una mera opinión y cabrían otros puntos de vista), que es la siguiente: ante la controvertida existencia de vampyros que tomen sangre humana (sang-vampyres) -en cuyo debate no voy a entrar ahora-, para mí un vampyro es lo que se conoce como "vampyros energéticos". Es decir, seres como tú o como yo, que se absorben la energía vital de otros para mantener un tono alto, habida cuenta que la energía que obtienen de otras fuentes (alimentos) no les es suficiente. En ocasiones la toman mediante un acuerdo previo, en ocasiones, sencillamente, la absorben sin pedir permiso... aquí entramos en la cuestión de la ética vampyrica que desarrollaremos más ampliamente en este blog más adelante.

Nos queda otro sector de vampyros energéticos: los seres desencarnados (es decir, espíritus) que, por diversas circunstancias, no han evolucionado y se han quedado imantados a la materia. Es el caso de los espíritus obsesores que, de acuerdo con las obras de Allan Kardec, estudioso del espiritismo, identificó y que, en situaciones límite, nos encotraríamos ante auténticos vampyros energéticos.  

Adevertencia y responsabilidad

El Sanguinomicon comienza con una advertencia y una "descarga de responsabilidad", que merece la pena comentar. Decir que este tip...